Rellenos faciales

Son tratamientos estéticos sin cirugía, pocos invasivos con efectos positivos. Los rellenos faciales son la mejor solución tanto para tratar las arrugas como para devolver el volumen al rostro. Este tratamiento ayuda a eliminar la flacidez gracias al efecto remodelado, además, es ambulatorio, lo cual permite al paciente irse a su casa una vez terminada la sesión.  El objetivo principal de los rellenos faciales es encontrar la belleza a través de la naturalidad, aportar un aspecto sano y relajado para lograr un rostro juvenil.

¿En qué consiste?

Consiste en la infiltración de sustancias que ya se encuentran en nuestro cuerpo. Lo cual nos permite utilizar técnicas como la reestructuración facial para aportar juventud y belleza a nuestro rostro, sin cambios importantes en la forma o volumen.

Tipos de rellenos faciales

Hay diferentes tipos de rellenos que cuentan con la autorización sanitaria

  • Ácido hialurónico: Componente natural de los tejidos del cuerpo.  Es decir, forma parte de las estructuras orgánicas que atrae y retiene agua.
  • Hidroxiapatita cálcica: Componente que estimula el propio colágeno de la piel formada por unas micropartículas.
  • Policaprolactona: Es un estimulador de colágeno que se usa de forma similar que el relleno dérmico, recuperando el volumen perdido y creando colágeno nuevo.
Beneficios
  • Efectos inmediatos.
  • Mayor elasticidad.
  • Rostro más joven.
  • Aspecto más sano.
  • Rejuvenecimiento y revitalización de la piel.
  • Restablece el volumen del rostro.

¿Eres candidata a este procedimiento?
¡Llámanos!