Hemorroides y Fístulas anales

Las hemorroides son venas hinchadas en el ano y en la parte inferior del recto, similares a las venas varicosas. Las hemorroides pueden desarrollarse dentro del recto o debajo de la piel alrededor del ano.  Las fístulas anales, por su parte, son conexiones (como pequeños túneles) de una glándula del canal anal hacia la piel. Normalmente, las fístulas aparecen junto a un absceso que es una infección o colección de pus anorrectal.

El motivo por el que los pacientes pueden llegar a confundir las hemorroides internas y fístulas anales es que ambas patologías producen sangrado leve o moderado en la zona anal. Sin embargo, la fístula suele ser más dolorosa y excretar pus además de sangre.

Síntomas de Hemorroides
  • Bultos anales.
  • Dolor y sangrado anal.
  • Picazón o irritación anal.
  • Hinchazón alrededor del ano.
  • Sangrado indoloro durante las deposiciones.
Síntomas de Fístula Anal
  • Orificio en la piel que rodea el ano.
  • Área roja e inflamada alrededor del orificio del túnel.
  • Dolor en el recto y ano, sobre todo al sentarse o defecar.
  • Exudado de pus, sangre o heces por el orificio del túnel
  • Fiebre.
Causas de Hemorroides

Las hemorroides ocurren cuando hay demasiada presión en las venas alrededor del ano. Esto puede ser causado por:

  • Esfuerzo durante las deposiciones.
  • Sentarse en el baño por demasiado tiempo.
  • Estreñimiento crónico o diarrea.
  • Dieta baja en fibra.
  • Debilitamiento de los tejidos de soporte en el ano y recto.
Causas de Fístula Anal

Una fístula anal puede desarrollarse debido a una lesión durante una cirugía, una infección o inflamación en la zona, sin embargo, la causa más común es por una infección que comienza en la glándula anal.

Factores de riesgo de Hemorroides

A medida que envejeces, tu riesgo de sufrir hemorroides aumenta. Esto se debe a que los tejidos que sostienen las venas en el recto y el ano pueden debilitarse y estirarse. Esto también puede ocurrir durante el embarazo, ya que el peso del bebé ejerce presión sobre la región anal.

Factores de riesgo de Fístulas Anales

Los factores de riesgo para la fístula anal son los siguientes:

  • Abscesos anales que se hayan drenado con anterioridad.
  • Enfermedad de Crohn u otra enfermedad intestinal inflamatoria.
  • Traumatismo en la zona anal.
  • Infecciones en la zona anal.
  • Cirugía o radiación para el tratamiento de cáncer anal.

Ante cualquier tipo de síntoma relacionado con la cavidad anal,
acude a consulta para una valoración.