Cirugía de Colon y Recto

Existe un amplio espectro de enfermedades intestinales que afecta al colon y recto. Algunas son de causa benigna y otras malignas. Algunas requieren solo de tratamiento médico mientras que otras requieren cirugía.

Actualmente, existen numerosas técnicas innovadoras en la cirugía del colon y recto, donde el abordaje laparoscópico mínimamente invasivo es el tratamiento estándar.

¿En qué consiste?

Se realiza para corregir una sección dañada o enferma de su tracto intestinal inferior. Esto puede ser resultado de un cáncer, una malformación, otro proceso de enfermedad o algún tipo de lesión o infección.

Tipos de Cirugía

El tipo de procedimiento dependerá del tipo, etapa y ubicación de la enfermedad. Los procedimientos más comunes son:

  • Hemicolectomía Derecha: El colon derecho, y dependiendo de la ubicación de la enfermedad, partes del colon transverso, pueden ser resecadas para remover el área afectada.
  • Hemicolectomía Izquierda: El colon izquierdo puede ser resecado para remover áreas afectadas.
  • Sigmoidectomía: Una parte o la totalidad del colon sigmoides, la parte del colon más cercana al recto y ano, pueden ser resecadas para remover el área afectada.
  • Resección anterior baja: La parte superior del recto es resecada para remover el área afectada. El colon es conectado quirúrgicamente a la parte remanente del recto.
¿En qué casos está indicada?

La cirugía colorrectal puede tener indicación en enfermedades benignas como la diverticulitis, la enfermedad inflamatoria intestinal (Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa), pólipos de colon, vólvulos y otros procesos de inflamación intestinal.

Tratamientos certeros y confiables.